Cualidades de los buenos líderes que inspiran a sus empleados

En estos tiempos de pandemia, un jefe debe resaltar sus características como ser humano y convertirse en aliado de sus empleados.

Más allá de la integridad, la pasión por lo que hace y su capacidad para tomar decisiones, un gran líder también debe inspirar a sus empleados. En definitiva, los empleados son los que mueven un negocio.  Al hacerlo, se crear un equipo comprometido con las metas del mismo. 

SON ABIERTOS, INCLUSIVOS Y AUTÉNTICOS

Estos elementos se valoran hoy día más que otros factores. Cuando no hay autenticidad, los empleados se sienten menos comprometidos con el trabajo. 

SON MENTORES

Los empleados jóvenes quieren aprender de personas que están dispuestas a ayudarlos a crecer. Cuando un líder le enseña su empleado X o Y función, aumenta las probabilidades de que la relación sea a largo plazo. Y, ser un buen mentor significa que a veces hay aceptar también que es momento para que ese empleado alcance otros sueños personales, aun cuando estos se alejan de tu negocio. Al apoyarlo, el resto del equipo se siente más comprometido y se riega la buena voz. 

PROMUEVEN LA INNOVACIÓN Y LA CREATIVIDAD

No solo promueven que sus empleados se esfuercen, sino que crean el ambiente para que exploren la innovación y la creatividad, sobre todo en proyectos nuevos. La clave no es solo promover este comportamiento, sino aceptar que fracasen en el intento. Un líder que inspira crea una cultura en la que se puede experimentar y aprender del fracaso como práctica hacia la innovación.

ESCUCHAN LAS CRÍTICAS

Escuchan las críticas, las evalúan y llevan a cabo cambios cuando estos son necesarios. Recuerda que ningún líder es perfecto.

SON HUMANOS

Jamás olvidan que más que ser un líder, lo importante es ser humano. Por tal razón, sobre todo en estos tiempos de incertidumbre, un buen jefe mantiene la calma, es compasivo, transmite confianza, se comunica claramente, promueve la colaboración, y trata a sus empleados como una comunidad.